Se trata de un procedimiento que hace posible el lifting sin cirugía. Los hilos de PDO o hilos tensores, se implantan a un nivel intradérmicos que tensan el óvalo facial y logran mitigar las arrugas y la flacidez.

Las aplicaciones más frecuentes de los hilos tensores consisten en elevar mejillas y cejas, mejorar la línea de marioneta y el surco naso geniano, rejuvenecer el óvalo facial y el cuello. Eficaces contra la flacidez, favorecer la regeneración de colágeno, portando firmeza y luminosidad al rostro. Es un procedimiento corto, de entre 30 y 60 minutos de duración. Los resultados en la piel pueden mantenerse por un periodo de entre 1 y 2 años. Una vez implantados, los hilos tensores producen un doble efecto lifting.

En el siguiente vídeo vemos una demostración de la aplicación de hilos de PDO o hilos tensores, en una paciente joven, sobre la zona de la papada. Demostrando su fácil aplicación, de forma indolora y sin necesidad de anestesia.

 

 

 

 

Actualmente tenemos en promoción este tratamiento facial: Hilos Tensores. Desde 300€ hasta 450€, según la zona a tratar y necesidad del paciente. (Eficaces contra la flacidez, favorecer la regeneración de colágeno, portando firmeza y luminosidad al rostro. (Promoción válida sólo durante el 2015) 

Realizamos un estudio previo, en una primera consulta sin coste, para determinar las necesidades reales del paciente y zona necesaria a tratar. Posteriormente procedemos, en aprobación del paciente, a la aplicación del tratamiento en una posterior cita.

Puedes fraccionar el pago de los tratamientos y,  además, trabajamos con diversas aseguradoras.