La Bioplastia es de naturaleza infiltrativa, sin cortes. Consiste en inyectar o implantar biomateriales (Ácido Hialurónico) en la cara. Es poco invasiva, no requiere de anestesia local y aporta resultados inmediatos. Se utiliza para realzar la belleza, por medio del aumento de volumen en determinadas zonas de la cara. Como tratamiento antiedad o complemento de cirugías anteriores se obtiene resultados eficaces.

Hasta hace poco el único método para cambiar o realzar el aspecto facial era por medio de la cirugía estética. Provocando cortes, cicatrices y dolorosos procesos post-operatorios. La Bioplastia facial es el tratamiento innovador por excelencia en este campo. Permite el relleno de pómulos, mandíbula, labios dando un aspecto lifting sin cirugía. Con las infiltraciones de ácido hialurónico se consigue el rejuvenecimiento facial, modelar el contorno facial, corregir pliegues y arrugas.

Procediendo de la Bioplastia facial

El paciente antes de realizar el tratamiento por Bioplastia facial pasa por una serie de evaluaciones ante el profesional médico que, posteriormente, indica las zonas a tratar y cantidad de infiltraciones necesarias. Con un material específico para la Bioplastia facial se inyectan cantidades de Ácido Hialurónico en la piel. Sin dejar hematomas. Dependiendo de la sustancia inyectada los resultados tendrán una duración de hasta un año.

El ácido hialurónico infiltrado en la Bioplastia facial se integra de manera natural en el tejido, dejando paso libre a nutrientes esenciales como la glucosa y el oxígeno, provocando el rejuvenecimiento facial deseado.