Un peeling facial es la abrasión controlada de la piel promovida por un ácido, lijado o láser. Está indicado en el tratamiento del envejecimiento cutáneo (piel sin luz, marchita, apagada), pequeñas arrugas, manchas (del sol o por la edad), pequeñas cicatrices, etc. De igual manera, puede aplicarse para mantener la piel sana, tersa, libre de impurezas y luminosa. Existen diferentes tipos de peeling facial (superficial, medio o profundo) según el caso y necesidad del paciente. Que mejora la calidad de la piel y consigue una producción de colágeno y elastina. La intensidad del peeling facial determina la pos-recuperación de la piel, desde unas pocas horas hasta una semana.

El peeling facial conlleva muchas ventajas frente a otros tratamientos indicados para el rejuvenecimiento facial. Es un tratamiento que puede realizarse en cualquier época del año, indicado para cualquier tipo de piel, de aplicación rápida e indolora sin necesidad de anestesia general, con resultados satisfactorios e inmediatos tras su aplicación y sobre todo mucho más económico.

Peeling facial, cada cuánto tiempo.

El peeling facial no es un tratamiento que pare los efectos del envejecimiento en nuestra piel, pero si logra mejorar el aspecto y retrasar los signos visibles de la vejez. El tiempo que debe transcurrir entre la aplicación de un peeling facial y su repetición va a depender del tipo de peeling, del tipo de piel y del fin que perseguimos con el peeling que vayamos a realizar.

  • Peeling superficial, el cual actúa en las capas más superficiales de la piel elimina manchas, acné no muy marcado o finas arrugas. Aporta uniformidad al tono de la piel y un aspecto más juvenil y saludable. Preparando la piel para posteriores tratamientos más específicos. Se puede repetir cada 2/4 semanas. 
  • Peeling medio, actúa en más niveles de capas en la piel y logra eliminar manchas, acné y arrugas de mayor intensidad. Con una normal aplicación de entre 6/7 meses.
  • Peeling profundo, es la más agresiva. Elimina desde imperfecciones a impurezas. Y mejora notablemente los problemas de flacidez. Su aplicación, de ser necesario, sería cada año.