En nuestra profesión, de medicina estética, muchas veces damos por sentado que nuestros pacientes están informados

 

La medicina estética es una medicina preventiva, curativa y rehabilitadora al servicio de la sociedad. Su finalidad es la construcción y reconstrucción del equilibrio psicofísico.

Desde la Antigüedad se han aplicado técnicas para el mantenimiento y promoción de la estética y la belleza femenina y masculina. Los fines de la Medicina Estética son la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud. Para lo que utiliza prácticas médicas y de pequeño intervencionismo. En las que se emplea anestesia tópica o local y en régimen ambulatorio.

El objetivo principal que persiguen estas técnicas es ejercer una verdadera medicina preventiva. Puesto que un aspecto estético adecuado siempre es beneficioso para el paciente y ayuda al bienestar y a una mejor salud general.
A continuación, ofrecemos un decálogo necesario para educar a nuestros pacientes e inculcarles ciertos criterios. De la forma más eficaz y segura posible, antes de realizar algún tratamiento de medicina estética.

Decálogo del paciente

  1. Infórmese bien: No se conforme con un artículo de prensa, televisión o Internet. Debe ver los certificados oficiales que le indiquen que está en una clínica autorizada y/o profesional de medicina estética.
  2. Solicite documentación:  ante el profesional responsable de su tratamiento tiene derecho a solicitar el nombre completo y número de colegiado, detalles de las técnicas de tratamiento realizadas, de los medicamentos o productos dermoestéticos.
  3. No se quede con dudas: El médico estético le realizará siempre un diagnóstico completo antes de cualquier tratamiento. Le explicará bien todo el procedimiento, limitaciones y posibles complicaciones. No deje para otro día las dudas.
  4. Explique el objetivo de su consulta: Debe informar claramente al médico estético qué quiere lograr, cuáles son sus expectativas y asegurarse de que éste lo ha entendido.
  5. Consulte las alternativas:  Lo ideal es optar por la técnica menos invasiva. Es cierto que las técnicas suaves tienen resultados suaves, pero también leves complicaciones y menos efectos secundarios. 
  6. Diga no a la belleza “low cost”: Debe tener cuidado con quien promete demasiado, de las ofertas muy tentativas, las promociones engañosas, cuídese de los milagros. 
  7. Trato digno y respetuoso: Respeto a la edad, sexo, raza, a las creencias socioculturales y a la intimidad, es decir, el mantener la confidencialidad por parte del médico en todo momento.
  8. Menos es más: El sobre-tratamiento es el peor error en medicina estética. Tratar de eliminar todo rastro del transcurso de los años o excesos en una sola sesión es un error. El objetivo debe ser conseguir y mantener un resultado verdaderamente natural, elegante y favorecedor.  
  9. No se apunte a lo ficticio: Hay que ser realista, las figuras mediáticas famosas y modelos muchas veces no son “reales”.  Pida al médico que le ayude a sacar el mejor partido de sus rasgos y condición.
  10. Sea consciente:  Visitar al médico estético no es como ir de paseo, no se lo tome a la ligera.

 

No dudes en visitarnos y conocer todos los tratamientos del Centro Médico Estético. Estamos en la Avenida Santa Cruz, 80. Frente a la Ermita de San Isidro en Tenerife.