Cuando comenzamos una dieta, un régimen alimenticio totalmente nuevo y diferente a la rutina que estamos acostumbrados llevar con nuestra alimentación para perder peso.
Nuestro cuerpo experimenta muchos cambios. No solo físicos. También cambios mentales y de conducta. Que puede llegar a afectar nuestra forma de actuar y estado de ánimo.

Una dieta no solo se basa en un plan de régimen alimentario organizado e indicado para perder esos kilos de más, perder grasa o mantener nuestro peso cuando llegamos a una cierta edad. Hoy en día una dieta abarca muchas más cosas. Tiene que ser un estilo de vida y crear un estilo de vida saludable en perfecta concordancia con nuestro estado mental y anímico.

Apoyo psicológico en una dieta

El apoyo psicológico es fundamental a la hora de mantener y conseguir el objetivo deseado en una dieta. Debe ir combinado con cualquier plan de dieta establecido. No es solo una dieta, es un cambio de vida y hábitos.  El apoyo psicológico indicado por un profesional entiende las necesidades y miedos del paciente, aportando:

  • Ayuda para afrontar los cambios físicos.
  • Confianza para aceptar tu cuerpo antes, durante y después de una dieta.
  • Apoyo mediante tareas sencillas para mantenerte y alcanzar tu propósito.
  • Enseña a querer y cuidar tu cuerpo tal como es.
  • Baja la ansiedad y el estrés por alcanzar esos kilos menos.
  • Reconocer y controlar las emociones que están relacionadas con la mala alimentación.
  • Adquirir hábitos saludables.
  • Canalizar prioridades y etapas a seguir en la dieta.