En enero toca recuperar la normalidad y la silueta, eso sí, con una dieta sosegada y saludable

 

El año nuevo siempre viene cargado de buenos propósitos como estudiar inglés, ahorrar algo de dinero, viajar más o perder esos kilos de más que las fiestas navideñas nos han dejado. La dieta, no error, el plan nutricional tiene que ser saludable y para conseguir este último objetivo es muy importante no caer en la trampa de las dietas milagro.

Las llamadas dietas milagro prometen una rápida pérdida de peso en poco tiempo y con poco esfuerzo; no están basadas en evidencias científicas; eliminan grupos de nutrientes; prohíben determinadas maneras o, incluso, se centran en un único alimento. Todas ellas son dietas desequilibradas, peligrosas para la salud y con efecto rebote, es decir, en las que el peso perdido se recupera e incluso se incrementa tras abandonar la dieta.

«Una pérdida de peso saludable debe ser de unos dos o tres kilos al mes.»

Si se pierde peso de manera rápida, más de la mitad de él procede de los líquidos corporales, lo que puede provocar hipotensión. Además, cuando la restricción de calorías es elevada, se pierden más proteínas corporales y esto puede dar lugar a aumentos de ácido úrico y cálculos biliares. También puede producir fatiga, irritabilidad y estreñimiento, entre otros síntomas perjudiciales para la salud. 

La mejor dieta para comenzar el año nuevo y perder lo ganado en las fiestas pasadas es no hacer dieta sino adoptar unos hábitos alimentarios saludables y, lo más importante, mantenerlos en el tiempo. Con ayuda de un profesional, los logros serán visibles a corto y mediano plazo para así poder mantenerlos a futuro y ganar en salud.

¿Cómo lograr perder peso de forma saludable?

En anteriores post hablamos de los hábitos saludables, de las dietas recomendadas y más eficaces. Por ello, en esta oportunidad daremos algunos tips a modo de recordatorio para no caer en las falsas promesas de dietas milagros. 

  1.  Aprendamos a comer despacio. Al comer despacio digerimos mejor los alimentos y evitaremos comer más de la cuenta.
  2. Comer siempre, si se puede, en el mismo lugar y sin distracciones. Gestos san sencillos como comer a la misma hora, en el mismo lugar y sin distracciones de la tele o el uso del móvil ayuda a concentrarnos mejor en lo que ingerimos, cuanto y cómo lo ingerimos.
  3. Incrementar la actividad física en nuestra vida cotidiana. Para perder esos kilos de más, mantener un peso saludable y ganar en salud no es suficiente con un plan nutricional. Debemos realizar actividad física. Por ejemplo, basta con empezar con acciones básicas y cotidianas como usar las escaleras en lugar del ascensor. Dejar el coche y desplazarse caminando o en bicicleta, en la medida de lo posible. Y por supuesto, practicar algún deporte varias veces a la semana (nadar, caminar, correr, yoga, pilates, zumba, etc).

 


Si quieres saber más y ponerte en  manos de expertos, visitanos en  San Isidro. 

La doctora, Alejandra Almenares, estará encantada de atenderte en nuestro  Centro Médico Estético de referencia en el  sur de la isla.

Estamos en la Avenida Santa Cruz, 80. frente a la Ermita de San Isidro, Granadilla de Abona – Tenerife. 922 394 326/627 524 985. También, nos puedes seguir en  Facebook, Twitter e Instagram  para estar siempre informada.