Solo un 2,5% de personas se protegen correctamente del sol

Según datos de Cinfasalud,  el 97,5% de los españoles no sabe proteger la piel correctamente de los rayos solares.  Ignoramos unas simples normas o pautas de cuidados que nos protegen frente al sol y sus posibles efectos dañinos como melanomas, cáncer de piel, envejecimiento cutáneo prematuro, etc. Ya que, los efectos perniciosos del sol sobre la piel son acumulativos a lo largo de los años.

Debemos comenzar por recordar que la protección de nuestra piel frente al sol debe hacerte los 365 días del año. No solo debemos tener especial cuidado en verano, también en las demás estaciones del año nuestra piel está en contacto con el sol. Además, no debemos usar foto-protectores de otros años, debemos renovarlos.  Otro factor que solemos descuidar es el cuero cabelludo, olvidamos que nuestro cabello se expone largas horas a los rayos solares.

Riesgos de no proteger la piel frente al sol

  • Envejecimiento prematuro de la piel: Cuando se toma el sol en exceso y sin protección, las primeras arrugas aparecen antes y la piel pierde además luminosidad. Lo que hace que su aspecto se avejente todavía más.
  • Aparición de manchas:  Estas manchas pueden llegar a ser muy intensas en el rostro, cuello o manos, y causar un verdadero problema estético.
  • Aumenta el riesgo de cáncer de piel: Dado que los efectos del sol son acumulativos, es muy importante protegerse siempre.

Proteger la piel frente al sol

Cada año hacemos hincapié en la protección de la piel frente al sol para evitar sus daños futuros. Pero lamentablemente muchas personas lo olvidan o no cumplen con los pasos básicos fundamentales para el cuidado. Existen tres claves fundamentales que todos conocemos: 1) usar protección solar 30 minutos antes de la exposición al sol; 2) renovar la aplicación de la crema protectora cada dos horas; 3) y volver a protegernos después de mojarnos o secarnos. Pero, en realidad para proteger correctamente nuestra piel de los daños del sol en el presente y futuro debemos ir más allá y seguir los siguientes consejos:

  1. Antes de tomar el sol, debemos evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes. Pueden ayudar a la creación de manchas oscuras en la piel.
  2. Debemos tener la piel hidratada, limpia y sin maquillaje.
  3. Escoger una crema de protección solar alta. preferiblemente, mayor a FPS 30+
  4. Aplicar una generosa cantidad de crema protectora en la piel sin olvidar manos, pies, orejas y cuero cabelludo.
  5. Evitar la exposición al sol entre las 12 y 16 horas del día.
  6. Usar complementos extras como gafas de sol, sombreros, sombrillas para proteger también nuestros ojos y cabeza.
  7. Ingerir abundante líquidos para mantenernos hidratados y compensar la perdida de agua causada por el sudor.