La pandemia de COVID-19 está teniendo un impacto profundo y negativo

 

Según revela un nuevo estudio de la Universidad de Northumbria, en Reino Unido. Publicado en el ‘Journal of Eating Disorders’.  La pandemia de COVID-19 está teniendo un impacto profundo y negativo en nueve de cada diez personas con experiencia en trastornos alimentarios.

Los hallazgos indican impactos perjudiciales en el bienestar psicológico:

  • Disminución de los sentimientos de control.
  • Aumento de los sentimientos de aislamiento social.
  • Mayor rumiación sobre los trastornos alimentarios.
  • Escasa sensación de apoyo social.

A través del análisis de las respuestas de los participantes. Los investigadores encontraron que los efectos negativos pueden deberse a cambios en las personas:

  • Rutina regular
  • Situación de vida
  • Tiempo pasado con amigos y familiares
  • Acceso al tratamiento
  • Participación en la actividad física
  • Relación con los alimentos y uso de la tecnología

El estudio sobre los trastornos alimentarios en tiempo de pandemia

El estudio se produce después de los llamamientos de la comunidad científica para investigar las consecuencias de la pandemia en la salud mental para los grupos vulnerables. Como los ancianos y aquellos con afecciones mentales graves.  Incluidos aquellos con experiencia de trastornos alimentarios.

Los resultados sugieren que las interrupciones en la vida diaria como resultado del encierro y el distanciamiento social pueden tener un impacto perjudicial en el bienestar de una persona.  Casi nueve de cada diez (87%) de los participantes informaron que sus síntomas habían empeorado como resultado de la pandemia. Más del 30% afirmó que sus síntomas eran mucho peores.

La cobertura de los medios y las publicaciones en las redes sociales también se citaron como una fuente de ansiedad.  Debido a la preocupación de la población en general por la comida, el aumento de peso y el ejercicio.

Las personas con experiencia de trastornos alimentarios probablemente experimentarán un efecto a largo plazo en sus síntomas y recuperación. Es importante que esto sea reconocido por los servicios de salud, y más allá, con el fin de ofrecer los recursos necesarios para apoyar a esta población vulnerable ahora y de forma continua.

 

 


La doctora, Alejandra Almenares, estará encantada de atenderte en nuestro  Centro Médico Estético  de referencia en el  sur de la isla. En la Avenida Santa Cruz, 80. frente a la Ermita de San Isidro. Cumpliendo todas las normas y protocolos exigidos actualmente.

Si quieres saber más y ponerte en  manos de expertos, llámanos a los teléfonos, 922 394 326/627 524 985. También, nos puedes seguir en  Facebook, Twitter e Instagram  para estar siempre informada/o.


Fuentes: Northumbria University, news release. – HealthDay.