Hoy en día existe una gran variedad de tratamientos faciales a los que nos podemos someter en función de las necesidades de nuestra piel o de los objetivos que queremos conseguir. Con el pasar de los años y determinados factores externos nuestra piel va perdiendo colágeno, elasticidad, vitalidad, frescura… dando paso a las temibles arrugas, flacidez y manchas. En medicina estética los avances científicos han sido muy favorables creando nuevos tratamientos antienvejecimiento sin cirugía que nos ayuda a evitar y restar el factor visible de los años en nuestra piel.

Tratamientos antienvejecimiento sin cirugía.

Entre los tratamientos antienvejecimiento sin cirugía mejor valorados encontramos los siguientes:

  • Toxina botulínica,  su efecto es transitorio (cada 4-6 meses). Los resultados más satisfactorios se obtienen en el tratamiento de arrugas de expresión. Habitualmente se trataba el tercio superior del rostro: entrecejo, frente y región periocular; actualmente ya no se corrige una zona aislada, sino varias, se busca armonizar los gestos. Para ello también se trata el tercio inferior buscando relajar los músculos depresores de la cara (de la boca, del septo nasal, el mentón y el platisma), y aumentar la acción de los músculos elevadores (óvalo, nariz y mejillas), logrando un efecto lifting sin cirugía.
  • Rellenos reabsorbibles, tiene una duración entre 6 y 12 meses. Está indicado para reposicionar el volumen perdido remodelando el contorno facial y corregir las arrugas finas alrededor de los ojos y los labios. El relleno se aplica través de inyecciones intradérmicas para revitalizar el colágeno, o subdérmicas, más profundas, para reponer volúmenes. Existen varias sustancias de relleno reabsorbibles: ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica, ácido poliláctico, policaprolactona. Está indicado para el tratamiento de depresiones o arrugas, para aumentar el volumen de pómulos, mentón o labios, perfilar los labios y tratar ojeras.
  • Peeling químico, su duración varía según la profundidad/tipo de peeling Está indicado para elimina capas de piel de forma más o menos profunda según el ácido empleado para favorecer la renovación cutánea, aclarar manchas, aportar luminosidad y corregir el acné y sus secuelas leves. Consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico irritante o cáustico; las capas de la piel superficiales son sustituidas por otras nuevas de mejor calidad, con menos manchas y arrugas, mejor textura y más luminosa.